Archivo de la categoría ‘Reflexiones’

Ha resucitado, no está aquí. Vayan a Galilea, allí lo verán

Por Antonio Blöhsel svd

Hicimos un denso itinerario cuaresmal, en el que la liturgia nos presentaba a lo largo de seis semanas, aspectos relevantes de la vida Cristo. Experiencias y actitudes simbólicas de Cristo, que culminaron con su crucifixión el Viernes Santo. Su pasión y muerte en Cruz fueron la consecuencia intuida por el mismo Cristo como epílogo de su inclaudicable fidelidad al Padre: anuncio del Reino de Dios con palabras y obras.

Tras la condena del Procurador romano Poncio Pilato, “ibis ad crucem”, todo se desarrollaría en conformidad, y sin piedad,  a las leyes romanas. Murió como un malhechor más, como un opositor peligroso del orden establecido. Su fracaso no pudo ser más hostensiblemente expuesto que junto a otros dos ladrones de gallinas… y Él, ladrón del reino del César. Muere en la más absoluta soledad y abandono de los íntimos. Su tumba será una fosa común, bien que, según los delicados sentimientos del autor del Evangelio de Juan, sería inhumado en un “sepulcro nuevo”. Fue el 14 de Nissan del año 30. Cristo tendría 36 a 37 años. Leer el resto de esta entrada »