Fátima 2012

La fe a la Virgen de Fátima cumplió 50 años de peregrinación

Caravana. Cuando la primera fila de gente de la procesión llegó a la Ermita, la última se encontraba frente a la Unam.

_
Posadas. Desde 1962, se realiza en la ciudad de Posadas la peregrinación hacia la ermita de Nuestra Señora de Fátima, en la mitad del kilómetro 8 por la ruta 12, en Miguel Lanús.

A diferencia de años anteriores, ayer la ciudad amaneció con una temperatura de 8 grados que rápidamente fue elevándose gracias al sol que calentó la mañana y posibilitó la asistencia de miles de fieles, mucho más que en años anteriores según informaron efectivos de la Policía.

Bajo el lema: “50 años peregrinando con la fe de María” la procesión partió a las 6 desde la Catedral de Posadas y arribó al templo religioso a las 9 donde se celebró la misa central presidida por el Obispo Juan Rubén Martínez. La primera parte de la caravana llegó puntualmente para la misa, mientras que el final de la caravana se encontraba aún caminando por inmediaciones de la Unam.
Luego, a las 11, se realizó otra misa que fue dedicada especialmente a las personas que padecen alguna enfermedad y con capacidades diferentes.

El Obispo, en la misa de las 9, pidió al Santísimo Padre el perdón por nuestros pecados y leyó el texto del Evangelio correspondiente a la fecha el “Jn. 15,9-17”. La lectura de la fecha se encaminó a la reflexión sobre  la “vid y los sarmientos”, acentuando que la comunión indispensable con Cristo se da por el amor. “Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor… Este es mi mandamiento: Ámense los unos a los otros, como yo los he amado. No hay amor más grande que dar la vida por los amigos…” (del Jn. 9,12-13).

Los feligreses, con zapatillas y mate en mano, llegaron cantando y rezando desde diferentes puntos de la ciudad y de la provincia para saludar a la Virgen, agradecer y rogar. El pedido y agradecimiento común fue: trabajo y salud. Este es el caso de Oscar Álvarez y María Elena Domínguez, un matrimonio que confesó que desde hace 9 años no venían porque sus hijos eran muy pequeños. “Juntos hace como 9 años que no volvíamos, por los chicos. Esto significa para nosotros el encuentro con Jesús a través de María, venimos para reforzar nuestra fe, el matrimonio y la familia que es lo más importante. Venimos desde Garupá”, comentaron a El Territorio.

Entre los primeros que llegaron a Fátima se pudo ver a los devotos emocionados y conmocionados al punto que se acercaron hasta el altar de rodillas, con lágrimas en los ojos y las manos en lo alto tratando de tocar la imagen de la Virgen.

Aferrados a una figura de la Madre de Dios, las personas con sus hijos y amigos o compañeros de congregación y grupos juveniles, caminaron desde la Catedral, por la ruta varios kilómetros hasta la Virgen. Asimismo en el camino se fueron sumando feligreses. Todo se realizó sin inconvenientes gracias a un operativo de seguridad para resguardar la seguridad de los caminantes.

Después del medio día, a las 13 se realizó la misa para las familias, en la que además se bendijo a las mujeres embarazadas.
La postal afuera y dentro del predio de Fátima, estaba compuesta por numerosísimos puestos que aprovecharon la fecha religiosa para ofrecer y vender sus productos. Hasta el fotógrafo y su caballo pony, que recorre la ciudad posando para las imágenes con pequeños, estuvo presente esperando ser retratado para la posteridad.

Hacia la tarde, alrededor de 15 tuvo lugar un festival de canto y danza en honor a la Virgen. Finalmente culminó la jornada con la misa juvenil a las 18.

Opiniones
Vengo a pedir por la salud de mi hermano. Yo tengo mucha fe, siempre estoy con Dios y con la Virgen.
Jorge Salazar – Vecino de Posadas

Hace siete años que vengo de seguido. Vengo a pedir por mi nieta y agradecer por el trabajo.
Magdalena Kusyw – Vecina

María, la Virgen de las profecías
En el verano de 1916, en la semicueva del Cabeço en Portugal, antes de las apariciones de la Virgen, se les apareció un ángel que se cree vino a preparar a los pastorcitos. “Soy el Ángel de la Paz”, les saludó, y después rezó con ellos: “Dios mío, creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan, no te aman”.
Desde el 13 de mayo de 1917 la Santísima Virgen María se apareció en seis ocasiones en Fátima (Portugal) a los pastorcitos: Lucía Dos Santos de 10 años y sus primos Francisco y Jacinta Marto de 6 y 9 respectivamente. Los niños relataron que sintieron como un reflejo de luz y vieron a una Señora vestida de blanco surgir de una pequeña encina. Los chicos aseguraron que se trataba de la Virgen María, la cual les pidió que regresaran al mismo sitio el 13 de cada mes durante seis meses. En posteriores retornos los niños fueron seguidos por miles de personas que se concentraban en el lugar para ser testigos de las apariciones. Se dice que la Virgen apareció otras cinco veces a lo largo del año 1917. En el tiempo en que sucedieron las apariciones, la Virgen, según testimonio de los videntes, realizó varias profecías y recomendaciones y entregó tres mensajes conocidos como Los tres secretos de Fátima.

Fuente: Diario El Territorio, 14/05/2012

_________________________________________________

Multitudinaria peregrinación a Fátima

Se estima que unas 35 mil almas se sumaron a la procesión que comenzó en la catedral de Posadas y concluyó con la misa en el santuario de la iglesia de Fátima.

Los caminantes dieron profundas muestras de fe y agradecimiento; el tiempo acompañó

_
POSADAS. Ayer la ciudad estuvo en vigilia. Quizá como muchísimas otras, donde miles de fieles católicos se congregaron para honrar a la Virgen de Fátima, pero en la Capital provincial la fiesta religiosa tuvo una particularidad: se cumplieron cincuenta años de peregrinación y la gente demostró que su devoción sigue intacta.

Con una temperatura mínima de 7 grados, puntualmente a las 6 una pequeña columna de fieles partió desde la Iglesia Catedral de Posadas con la imagen de la Virgen en andas; pero -como ya es tradicional- en distintos puntos del recorrido se fueron sumando familias completas, grupos de jóvenes o solitarios devotos hasta alcanzar las 35 mil almas, según estimaciones de la Policía provincial.

La mayoría cumplía con el ritual de caminar escuchando la radio “para no perdernos las oraciones y el rosario que se vienen haciendo durante el trayecto, para que se haga más corto el recorrido”, contó Alicia Rivero, quien hace once años es parte de la multitudinaria procesión a Fátima, que se repite todos los 13 de mayo haga frío, calor o llueva.

Héctor de 49 años, contó a PRIMERA EDICIÓN que hace cuarenta “vengo caminando a Fátima, sin importar si está nublado o hay sol”. Por el clima que reinó en la jornada, el hombre se mostró agradecido porque “aunque estaba pronosticada una gran tormenta, ayer (por el sábado) llovió un poco y dio lugar al hermoso sol y temperatura que tenemos”, expresó.

“Hace once años que vengo caminando para seguir la tradición de mis abuelos. Se siente una emoción tremenda. Si bien yo salgo de la Catedral me adelanté para llegar temprano y escuchar la misa más cómoda. Vine a agradecer más que nada, por mi salud y la de mi familia, por el trabajo y los nietos”, contó Carolina de Villa Sarita, quien se distinguía entre la multitud por la radio que llevaba colgada al cuello para seguir atenta a las palabras del padre Juan Rajimon, quien venía exhortando a la multitud, en uno de los tantos vehículos que acompañaban la procesión.

Clima de alegría y bendición

La emoción de la gente era inexplicable con palabras; sólo se podía ver una multitud que reía o lloraba, por compartir la fe en el día de la santa. Ya en el patio de la iglesia, se veía jóvenes bailando y cantando mientras esperaban la entrada de la imagen que fue recibida con estruendo de aplausos y cohetes.

“María dijo: oren y sean felices. Esa es la alegría de María: que sus hijos estemos felices”. Con estas palabras se dio inicio a otra procesión: la de sacerdotes y obispos, que llegaron desde la puerta principal de la iglesia, hasta el palco central que se dispuso en el jardín del predio donde encuentran el Colegio de Fátima. Abrió la ceremonia el padre Antonio Griss (88), quien hace cincuenta años fue el primero en celebrar la misa. A su turno los obispos Rubén Martínez y Joaquín Piña se dirigieron a la gente para “que festeje esta peregrinación en fe y devoción”.

Fuente: Diario Primera Edición, 14/05/2012

13 de mayo 2012, como hace 50 años

 

_________________________________________________

Afiche de lanzamiento y divulgación de la 50º Peregrinación a Fátima, a realizarse el 13 de mayo 2012.

+ click sobre imagen para ampliar

.

Video testimonial en ocasión de celebrarse el 50 aniversario de las peregrinaciones a Fátima.

2 comentarios para “Fátima 2012”

Deja un comentario